swimia
Swimia / Blog / Diario de un nadador

Diario de un nadadorPágina 13

Marc Cortés Swimia es cantera de campeones y entre los que hacemos cada día Swimia está, desde el primer día, nuestro compañero Marc Cortés que consiguió podio en el último Campeonato de Aguas Abiertas de Cataluña.

Marc nos cuenta en esta sección su experiencia en la natación profesional, como nadador y también como monitor, ya que actualmente es monitor de natación en un Club de Natación de Barcelona.

Cada semana conoceremos, de primera mano, los pasos que tendremos que dar si queremos ser alguien en el mundo de la natación. No te pierdas ni un solo artículo siguiéndonos en Facebook, Twitter o Google Plus pulsando los iconos que tienes más arriba.

La clave: encontrar un buen Club de Natación

La clave: encontrar un buen Club de Natación

Es muy importante cuando practicamos el deporte que más nos gusta sentirte bien en la instalación, entidad, grupo de entreno,… en el cual vas a pasar muchas horas. En mi caso, no acaba de encontrar el mejor sitio. En todas las entidades por las que había pasado hasta el momento siempre encontraba alguna traba. Al final me decidí ir al Club Natació Cornella, y siempre acabo diciendo lo mismo: ¡Me arrepiento de no haber tomado esta decisión antes!

Mis inicios en la natación semiprofesional y mi primera novatada

Mis inicios en la natación semiprofesional y mi primera novatada

Cuando tenía tres años, mis padres, como al resto de mis hermanos, me apuntaron a natación en el Club Natació Molins de Rei, allí fue dónde empecé a dar mis primeras brazadas. Sus intenciones eran que aprendiera a nadar pero no sabían hasta donde llegaría esto. Para mí la natación forma parte de mi vida y, sin practicar este bonito deporte no me siento bien, al final uno se vuelve adicto.

¿Puedo ser nadador?

¿Puedo ser nadador?

Cada vez más y a consecuencia de otros deportes, hay gente que se pregunta si puede ser nadador/a a nivel amateur o incluso, porque no, a nivel federativo. Para toda esta gente solo tengo una respuesta muy rotunda: ¡SÍ!