swimia
Swimia / Blog / Diario de un nadador / Tres superhéroes
Tres superhéroes

Tres superhéroes

Este post va dedicado a tres magníficos nadadores que han conseguido nadar los 42 kilómetros que separan el pueblo de Roses de Portbou, situado al norte de Cataluña, justo antes de llegar a la frontera con Francia.

El pasado domingo tres valientes hacían la maratón en el agua situada en “La mar d’amunt”. Ellos son Pau Cusó, David Rodríguez y Jose María Caireta. Yo solo tengo el placer de conocer a Pau y es a través de el por el cual he conocido este reto. Ayer viendo el telenoticias vi que lo habían logrado. Poco más tarde Pau nos explicó su gran hazaña.

La salida era a las 6 de la mañana, para evitar que la noche se les echara encima. Pau Y David alcanzaron Portbou a las 13 horas y 20 minutos. Si este reto era difícil imaginaros llegar de noche. Pues con más mérito aún si cabe, ¡Jose María hizo el último tramo de noche y solo! Acompañado únicamente de su kayaquista y a oscuras. No tuvieron una mar fácil. Todos sabemos que el mar por esa zona pica bastante fuerte y ese día tampoco perdonó. Pau nos explica que había tramos donde las olas llegaron a alcanzar los 2 metros. Desde aquí quiero dar mi más sincera enhorabuena a los tres componentes de este gran reto, ¡FELICIDADES!

Hace un par de meses Pau ya me habló de esta gran hazaña que le habían propuesto. En un principio lo veía bastante difícil, pero poco a poco me demostró que podría con eso y mucho más. Muchas mañanas al entrar a trabajar me lo encontraba dando piscinas sin parar y sus entrenos no bajaban de los 6000 metros. Luego en verano quedamos un día y me lo acabó de demostrar. Ese día que os hablé de mi terror por el agua salada, allí acabé de verlo claro. Pau tenía una fuerza y un aguante brutal. Parecía un coche con el regulador de velocidad activado, la experiencia es un grado. Después también coincidimos en la travesía del Ultraebre donde el hizo la half. Allí el trabajo ya lo tenía hecho, solo le faltaba que llegara la fecha y demostrarlo.

Durante estos días me pregunto, si después de acabar una Ultraebre de casi 31 kilómetros y no más de 5 horas y media me sentí en una nube, ¿qué se debe sentir después de acabar una maratón en el agua? Me imagino que la satisfacción no debe caber dentro del cuerpo.

Este domingo se disputa la tradicional travesía del l’Estany de Banyoles, la semana que viene os contaré como ha ido.

Saludos, seguidores.

¿Te gustó?
Síguenos

Forma parte de Swimia, ¡cuéntanos tu experiencia!


¡Gracias por tu participación!

Estamos echando un vistazo a tu comentario. Si todo está correcto, aparecerá en esta misma página cuando vuelvas más tarde o recargues la página.